.: FUTBOL DE LIGA :.
Villa Mitre volvió a repetir la victoria sobre Sporting, ahora en el estadio Enrique Mendizabal de Punta Alta por dos a cero, y habrá una tercer cotejo final definitorio en escenario neutral para decidir el campeón del certamen Apertura. Luciano Harnst y Fabián Dauwalder, uno en cada tiempo, anotaron los goles tricolores.

Comentario del partido:

Villa Mitre ganó y forzó a una final más

En el Enrique Mendizabal de Punta Alta, Villa Mitre venció 2 por 0 a Sporting llegando a un 5-0 en el global y con la posibilidad, ahora sí, a partido único y en cancha neutral, jugar la final y determinar quién será el nuevo campeón versión Torneo Apertura “Salvador Pedro Cicchini” 2019. Luciano Harnst y Fabián Dauwalder fueron los dueños de las conquistas tricolores.

El primer partido 3 a 0 favor de Villa Mitre. Acá con la esperanza de la gente rojinegra en poder revertir la situación. Al menos, alcanzar la instancia de penales para poder dar la vuelta en su cancha.
Hubo bajas en los dos bandos. Walker sentado en el banco de suplentes, Rodrigo González y Gigena afuera por expulsión, mientras que Cuitiño estuvo de civil al tener que cumplir la suspensión por 5 amarillas.
Salieron los equipos con un recibimiento a la altura de la circunstancias. Sporting tiró absolutamente todo para el verde césped. Algo conmovedor para el propio jugador.
Pero los de Villa Mitre le tomaron poca relevancia. Es que al minuto 2 de juego, Harnst amplió la diferencia en el global. Presión de Cocciarini sobre Otero, Harnst le ganó cuando se cruzaron Fochesatto y Rivarola. En el mano a mano no perdonó y ante la salida de Scheffer, definió cruzado para poner el primero de la tarde.
Desde allí controló el partido el conjunto tricolor. Supo presionar en la zona del medio. Estuvo correcto en los cruces defensivos. Trató de inquietar al local.
Pero Sporting también quiso lo suyo. Aunque se le hizo cuesta arriba. Por allí quedó más en la retina las polémicas; una por parte de Linares (mereció más que una amarilla) cuando cruzó a Enzo González; la otra la supuesta mano de Escudero (pecho); y por último la mano de Matías López luego de un remate de Harnst, no ocurrió nada dentro del área.
El elenco visitante tuvo la posibilidad de aumentar. Porque además contó con un tiro libre y luego un remate de Enzo González, una subida por izquierda de Santillán y algunas insinuaciones más en las que le faltó mayor profundidad.
Por el lado local, apenas con un puñado de centros, pero difícil para encontrar espacios entre los mediocampistas y centrales. Además sumó el ingreso de Hombre a los 33 minutos de la primera etapa en reemplazo de Sanhueza, que ya estaba amonestado.
En la etapa complementaria, la cuestión al menos cambió. Es cierto que hubo pierna fuerte como en el primer tiempo, pero tanto Rivarola como Linares se salvaron por algunas decisiones arbitrales por parte de Ramundo.
Sumado a eso tuvo la oportunidad de convertir con Hombre como protagonista. Primero con un mano a mano, luego con un cabezazo. Tiros libres de Linares y Rivarola. De esa manera, Sporting estuvo cerca, pero no le alcanzó. Sin olvidar el mano a mano que le tapó Tavoliere a Sabatini a los 22 minutos del complemento.
Hasta que 5 minutos más tarde, el propio arquero sacó desde el fondo, Tejada la bajó de pecho y se dio media vuelta y descargó con Aguilar, que enganchó y con su pierna menos hábil dio un pase “riquelmeano” para Dauwalder, que eludió en el mano a mano a Scheffer, y definió ante el arco vacío sobre la tribuna local.
Con ese gol durmió por completo el partido y la serie. De esa manera, Villa Mitre se encaminó a una nueva rival. ¿El rival? El mismo Sporting.
Venía de abajo, estaba 7mo en la tabla de posiciones en la etapa regular, tenía cierta “desventaja” por lo hecho por el rival, y así y todo demostró contundencia, tranquilidad y orden táctico que le permitió forzar a una final más.
La revancha quedará por parte de Sporting, no sólo por lo hecho en la serie de final de playoffs, sino también por aquella edición del Clausura 2017, donde se quedó y perdió la final ante el mismo rival. Querrá claramente resetear la memoria y gritar sobre el final como hace un año atrás, cuando enfrentó a Tiro Federal.
Final a confirmar. Lo cierto es que se viene una de las más atrapantes de las últimas ediciones entre Villa Mitre y Sporting.

El Podio:
1 – Facundo Tavoliere: Seguro en todo sentido. Tapó un mano a mano a Sabatini, contuvo otro cuando Hombre lo enfrentó. Supo estar atento en todas las pelotas detenidas. Y en la primera etapa, tras una serie de rebotes, supo controlar también otra pelota.
2 – Enzo González: De lo mejor que tuvo Villa Mitre en la mitad de la cancha. Demostró mucho nivel en la distribución y también en la presión. Supo estar en los momentos claves del partido. Tuvo su oportunidad de convertir, estuvo muy cerca. No era fácil prevalecer ante Castellano y Otero, aún así lo hizo junto con Cocciarini.
3 – Luciano Harnst: Si bien Tavoliere, Héctor González, Escudero fueron importantes con los cruces y demostraron seguridad; arriba Harnst junto con el “chino” Santillán, hicieron lo suyo. Demostró categoría en el primer gol. Siempre movedizo en todo el frente de ataque. Condujo bien varios ataques.

El Árbitro:
Daniel Ramundo: Regular. Es cierto que el local no ayudó. Entró en un nerviosismo innecesario. Hubo piernas fuertes por demás. Sumado a alguna queja por parte de los dos bandos. Alternó buenas como malas. De hecho, acertó en las más complicadas dentro de las áreas.

Alex Lagos
Fútbl de Liga


 
 
. : : Fútbol de Liga : :
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina