.: FUTBOL DE LIGA :.
San Francisco y Libertad estaban listos para jugar su partido a puertas cerradas, pero exigencias extras de las autoridades policiales obligaron a los dirigentes de ambas entidades, de común acuerdo, a decidir la suspensión del encuentro. El Tribunal de Penas determinará en los deportivo y la Liga del Sur decidirá en lo organizativo.

Comentario del partido:

Un despropósito más

San Francisco y Libertad no pudieron disputar su partido correspondiente a la última fecha del certamen Clausura por una determinación tan inesperada como absurda de la policía, que obligó a los dirigentes de ambos clubes a suspender el partido.

San Francisco y Libertad se quedaron con las ganas. La tarde se presentaban espectacular en lo climático. y ambos equipos se aprestaban a cumplir con el fixture, tan sólo eso, porque ambos ya no tenían posibilidades de clasificación.
Por disposición policial este partido se debía jugar a puertas cerradas. Una desición totalmente arbitraria, cuando no había habido problema alguno en partidos anteriores, con ninguno de los dos equipos. Y si con San Francisco, hubo algún inconveniente, en el partido ante Pacífico, fue un problema entre los jugadores del local y el árbitro, en una situación absolutamente propia del juego.
Durante la semana se tejieron mil conjeturas en cuanto a la magnitud del operativo, que 16 efectivos, que 30, que 14, que 10, en fín... la cosa ya venía mal barajada, vaya uno a saber porque...
Llegado el momento previo del partido principal y cuando el encuentro de tercera juvenil estaba terminando, y el contingente policial destinado al escenario de San Francisco llegó al mismo, el responsable del operativo le informó a la dirigencia de ambos clubes, que el cotejo era a puertas cerradas y que no debían permanecer dentro del estadio, durante el partido, mas de dos dirigentes por cada club y que los jugadores de tercera, una vez finalizado el juego, debían retirarse del estadio. Condiciones que no son habituales en los cotejos a puertas cerradas y que parecían "escritas" especialmente para este cotejo.
Las dirigencias de ambos clubes, cansadas de tantos atropellos, abusos, y manoseos, por parte de la policía, decidieron suspender el partido, firmar la planilla del mismo y dar por finalizado el juego, no cediendo a condiciones arbitrarias y absurdas, que no se pueden permitir, porque no tienen sentido alguno, sino molestar y generar enojos y disgusto en la dirigencias que trabajan con mucho esfuerzo para sostener el funcionamientos de los clubes.
Un despropósito total y absoluto, carente de sentido común.

Jorge Souvillé
Fútbol de Liga

 
 
 
 
 
. : : Fútbol de Liga : : .
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina