.: FUTBOL DE LIGA :.
 
Villa Mitre derrotó a Ferro en General Pico en el tercer minuto de tiempo adicionado y sigue siendo uno de los punteros del Grupo 1 del certamen Federal "A". Ramiro Formigo, ex Ferro, anotó el gol de la victoria tricolor. Fue expulsado, sobre el final, Emanuel Tamalet, en el conjunto bahiense.

Comentario del partido:

La dinámica de lo impensado

Ferro de Pico cayó ante Villa Mitre para sufrir la cuarta derrota consecutiva .

Fútbol, dinámica de lo impensado es la obra del inolvidable Panzeri. Un partido muchas veces se decide por el arte de lo imprevisto. Anoche en el Coloso pasó algo de eso. El sentido que quiso darle Dante fue que, amén de toda estrategia o planificación, el que decide es el jugador.
“El fútbol bien jugado -escribe- tiene tácticas: ¡muchas! En lo posible una para cada jugada. No una sola para cada partido. Pero todas en el momento, imprevistas. Porque el fútbol es lucha de imprevistos”.
Cuando el encuentro entre Ferro y Villa Mitre transitaba el tiempo recuperado, Piru Formigo fue decidido sobre el sector derecho, arreando gente, y casi sobre la línea de fondo sacó un latigazo, despachó un fortísimo remate cuan misil teledirigido que terminó metiéndose en el arco defendido por Llanos.
¿Por dónde entró? se preguntaron todos. Así, desde un ángulo imposible, el nacido en González Moreno le dio la victoria al conjunto bahiense, mientras el verdolaga hilvanó la cuarta derrota consecutiva.
En el nacimiento del partido el dueño de casa se encontró con un rival decidido a disputarle la zona media de la cancha, y fue Villa Mitre, en los 15 iniciales, quien tuvo la pelota, concentrando mejores intenciones con sus volantes. Fue raro ver a Ferro tener que apelar a la contra, pero fue con esa alternativa válida donde se hizo sentir, generando varias situaciones sobre el arco custodiado por Tavoliere.
Los de Priseajniuc mostraron sus intenciones, pero a esa postura con el balón no pudo sumarle decisión en los metros finales. No tuvo certezas ofensivas que le permitieran instalar nubarrones en el fondo ferrocarrilero.
Ferro, en cambio, fue más práctico. Con el pie de Gaitán, y la presencia de Taborda y Parisi arriba, supo arrimar varias veces con peligro.
La primera a los 11 minutos, cuando el ‘Torito’ fue por una pelota que parecía propiedad del rapado García, pero el delantero lo madrugó y sacó un derechazo que se fue desviado. Cinco minutos después armó Taborda por el centro, abrió hacia la izquierda, recibió Parisi y despidió un remate alto, que marchó afuera.
Y a los 21 la más clara de esa etapa, después de que recuperara Pedernera, entregó a Gaitán y la asistencia exquisita para Hermida, quien desde la derecha la mandó al área, donde Taborda aguantó entre dos defensores para terminar sacudiendo un derechazo que chocó con el travesaño.
Mitre empezó a preocuparse por ajustar ciertas cuestiones defensivas, y Ferro continuó marchando en ese papel que le estaba dando resultados, al menos en ese transcurrir de situaciones. Hermida le pegó fuerte desde afuera a los 27 y Tavoliere tuvo que exigirse abajo, contra su palo derecho, para desviar al córner.
Un cabezazo de González, sin marca, no tuvo la dirección buscada ; luego Taborda enganchó sobre la derecha y de zurda la mandó cerca del segundo palo, cuando por el medio venía tocando bocina Gaitán.
Y sobre el final, otra vez Tavoliere tuvo que intervenir, y con la punta de sus dedos desvió un remate de Parisi. El bahiense, en tanto, se acercó con un tiro libre de Zelaya a los 42, que se fue por encima del travesaño.
En el complemento, Ferro arrancó dispuesto a ser quien tomara la iniciativa, buscó asociar más juego, se hizo interesante el transitar por ambos corredores de los laterales, mientras la visita también se hizo eco de esa propuesta verdolaga, entablando porfía en cada sector.
Luego de un centro desde la derecha que sobró a Llanos, Formigo cabeceó sobre el segundo palo y la espalda de un defensor intervino a tiempo.
Tavoliere fue frontón a los 20 minutos, tapando con todo su cuerpo un remate de aire de Taborda, quien recibió otra asistencia deliciosa de Gaitán, ‘pinchándola’ para el nueve, que estaba de espaldas al arco y resolvió sin saber muy bien por dónde andaba el golero. Y a los 27 pudo haber sido también de Ferro, pero Parisi la tomó muy abajo, con el arco ahí, y Tavoliere en el piso.
Después, lo relatado en el comienzo de la crónica. Ese estiletazo de Formigo que fue profundo en el corazón del hincha ferrocarrilero, que vio cómo su equipo se quedaba con los bolsillos flacos, después de haber trabajado como para tener otra paga. Pero el fútbol también es eso.

Raúl Bertone
Diario La Reforma
General Pico

 

 

 

 

 

 
. : : Fútbol de Liga : : .
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina