.: FUTBOL DE LIGA :.
 
Sporting derrotó a Rosario por dos a uno en el clásico jugado en el Coloso, en un cotejo cargado de polémica, y se mantiene como único vanguardista de la Zona A. Enrique Blanco abrió la cuenta para los de la casaca francesa, en el primer tiempo. Mauro Sabatini, en dos ocasiones, la segunda de penal, dio vuelta el resultado en favor de los rojinegros. El arquero visitante Hernán Herrera le contuvo un penal a Enrique Blanco. Vio la tarjeta roja Franco Bocca, en los locales.

Comentario del partido:

Sporting festejó en un clásico muy caliente y polémico

Sporting venció a Rosario por dos a uno en el Coloso de Cemento, en un clásico cargado de polémica y con un final muy caliente. Enrique Blanco abrió la cuenta para el elenco francés, en el la etapa inicial. Mauro Sabatini, en dos oportunidades, la segunda de penal, dio vuelta el marcador en favor del elenco rojinegro. El arquero visitante Hernán Herrera le contuvo un penal a Blanco. Fue expulsado Franco Bocca en los locales.

Si bien el clásico puntaltense siempre tiene ingredientes que lo hacen un partido picante y distinto, pocas veces resulta tan caliente y polémico como este. La designación de Fernando Marcos como árbitro del cotejo, ya era antes del inicio del partido, tema de cuestionamientos por su condición de puntaltense. Y precisamente, la labor del juez principal y algunos de sus fallos puntuales fueron los aspectos que terminaron haciendo del juego y del partido, una tarde caliente y polémica, una vez concluidos los noventa minutos.
El primer tiempo fue todo de Rosario. Tuvo la pelota, la manejó mejor, generó las mejores situaciones y se jugó casi siempre en campo rojinegro. Sporting, llamativamente, lució desdibujado, sin juego, con sus atacantes aislados y dependiendo de algún pelotazo del fondo. Pocas veces los dirigidos por "Fito" Cuello pudieron cruzar a campo rival y no generaron ni una sola situación de pre gol en los primeros 45 minutos.
Rosario lució mucho mejor. Blanco estaba iluminado, Ovando rindió a pleno, la defensa se mostraba firme y la situaciones se dieron todas en el arco de Herrera. Un remate de Pierce desviado; una pelota que el arquero rojinegro le tapó a Blanco, tras asistencia de Ovando; una pelota que peinó Lezcano y que dio en el palo; y otra pelota larga de Ovando para Pierce, a la que llegó antes Herrera. Por eso no estuvo mal que a los 31 se quebrara el cero en el marcador para los locales. Blanco corrió por izquierda, se internó en el área y cuando ya se quedaba sin ángulo, Herrera lo cruzó abajo y lo derribó, Penal bien sancionado por Fernando Marcos.
Blanco tomó el remate, débil y demasiado anunciado, y Herrera adivinó la intención sobre su palo izquierdo. Tapó el disparó, pero dio un rebote largo. Blanco llegó, se tomó revancha y puso el uno a cero, ubicando la pelota sobre el parante derecho del arquero, que se estiró, pero no llegó. Estaba bien. Rosario era mas que Sporting, en lo que se llevaba jugado del partido.
Si bien los rojinegros no habían hecho méritos para llevarse nada al descanso, a punto estuvieron de tener la posibilidad de empatar el juego de no haber sido por un error del árbitro Fernando Marcos, quien no vio u omitió sancionar un penal por agresión de Franco Bocca a Miguel Sanhueza. dentro del área. Era una pelota fácil para Arias, quien se quedó con el balón en lo alto. Sanhueza y Bocca siguieron la jugada, ya dentro del área, forcejeando mutuamente, y el defensor local agredió con su mano en el rostro al atacante visitante. Era penal y expulsión. Marcos lo omitió.
En el complemento, si bien se notó de entrada que Sporting tenía otra predisposición y una actitud diferente a la del primer tiempo, seguía siendo Rosario el que generaba las mejores chances de anotar el segundo con un Blanco imparable por derecha y un Ovando pensante.
Un buena maniobra de Blanco, a los dos minutos, no encontró receptor en el área; un claro penal de Fochesatto, que le cruzó el cuerpo a Blanco, en otro ingreso del "diez" al área y que Marcos no dio; y una estupenda intervención de Herrera, que le tapó el gol a Pierce, tras asistencia de Ovando, a los once minutos.
Hasta allí, al margen de los yerros de Marcos, uno para cada lado, el partido transcurría tranquilo, con un Rosario que parecía estar mas cerca del segundo, que Sporting del empate. Pero a los 16 minutos llegó una acción bisagra del juego. Franco Bocca, irresponsablemente, agredió, sin pelota y a la vista de todos, a Sanhueza en la mitad de la cancha y Fernando Marcos lo vio y le mostró la tarjeta roja. Nada que discutir.
Rosario se quedó con diez y empezó otro partido. Katz, que ya había sido expulsado por protestas reiteradas, empezó a decidir modificaciones que ordenaran defensivamente al equipo. En el otro banco, "Fito" Cuello determinó los ingresos sucesivos de Gabriel Romero, Casco y Gigena, para ganar mayor peso ofensivo y presencia en el área contraria. El partido decididamente cambió. El trámite fue otro. Desde los veinte minutos en adelante, sin ser arrollador, Sporting pasó ser dominador del juego y comenzó a generar todas las situaciones que no había generado antes. Arias sacó por arriba del travesaño un centro de Matías López; Sabatini cabeceó al gol un centro de Romero obligando a una extraordinaria intervención del golero Julio Arias; y Casco definió mal, en el segundo palo, un centro de Berra. El empate se veía venir.
Y el empate llegó en una pelota parada. Gabriel Romero envió un tiro de esquina desde la derecha, y Sabatini, en el primer palo, cabeceó de sobrepique superando la estirada de Arias, Uno a uno.
Cuatro minutos después, un pelotazo largo de Matías López para Sabatini terminó en un agarrón de Tomás Franchi sobre el delantero rojinegro, falta que Marcos sancionó con penal. El propio Sabatini, ejecutando a la izquierda de Arias, estampó el dos a uno.
De allí hasta el final el estadio fue un hervidero. Mientras en la tribuna visitante festejaban la victoria, en la tribuna local estallaban de bronca recordando aquel penal de Fochesatto no sancionado por Marcos. Cayeron proyectiles desde la tribuna, el partido se interrumpió un rato, sonaron bombas de estruendo y todo fue reclamo por parte de Rosario, que tuvo una chance mas, ya en el descuento, en los pies de Pierce, que se fue desviada.
Rosario terminó con el arquero Arias sumado al ataque, buscando la pelota salvadora que no llegó. Tras el pitazo final, los de Sporting festejaron junto a su tribuna como si fuera un campeonato. Los de Rosario reclamaron una y otra vez sobre la terna arbitral, que debió esperar en el centro de la cancha casi diez minutos para retirarse a los vestuarios.

El Podio:

1 - Mauro Sabatini: en el primer tiempo casi no toco la pelota, pero en el complemento tocó tres, dos terminaron adentro y la otra la salvó milagrosamente Arias. Le cometieron el penal que sirvió para ganar el partido. Aún cuando la toca poco es determinante. Se convirtió en el héroe de la victoria rojinegra.
2 - Enrique Blanco: hasta los diez minutos del complemento era la figura del partido. Desequilibrante, por derecha o por izquierda. Le cometieron el penal y anotó el gol tras el rebote del arquero. Fue protagonista de la jugada mas polémica de la tarde. Después de la expulsión de Bocca, el partido cambió, ya no entró en juego y fue reemplazado.
3 - Nicolás Ovando: Por momentos tan determinante como Blanco en Rosario. Gravitante en el juego. Inteligente, con asistencias importantes. En la jugada que terminó en el penal inició la misma con un taco. Clarificó siempre el juego. Le sirvió a Pierce el segundo, pero lo tapó Herrera.

El Árbitro:

Fernando Marcos: Mal. Si bien compartió aciertos y errores, terminó incidiendo en el desarrollo del juego. Acertó en el penal de Herrera a Blanco. Estuvo correcto en la expulsión de Bocca. Dejó sin sanción el penal de la agresión de Bocca a Sanhueza, en el cierre del primer tiempo, donde además era expulsión del defensor. Omitió el otro penal de Fochesatto a Blanco. Sancionó bien el agarrón de Franchi a Sabatini, aunque la falta pareció mucho menos importante que los penales que no sancionó, lo que terminó enardeciendo los ánimos.

Jorge Souvillé
Fútbol de Liga

 
. : : Fútbol de Liga : : .
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina