.: FUTBOL DE LIGA :.

Sporting venció a La Armonía por 2 a 0 y se quedó con el segundo lugar de las posiciones. Mauro Sabatini, en el inicio del partido, y Matías Lenzina, en el final del encuentro, anotaron los goles del elenco rojinegro.

Comentario del partido:

SPORTING TUVO PRINCIPIO Y FINAL

En partido válido por la decimoquinta y última fecha de la etapa regular del Torneo Clausura, Sporting derrotó, como visitante, a La Armonía por 2 a 0 y quedó en el segundo lugar de la tabla de posiciones. Mauro Sabatini y Matías Lenzina anotaron los tantos rojinegros.

Sporting consiguió lo que fue a buscar. El puntaltense llegó a calle Don Bosco con la misión de asegurarse el segundo lugar en la tabla de ubicaciones. El mejor puesto al que podía acceder, sólo por debajo del número 1, Villa Mitre.
Con cierta suficiencia y solidez desde el juego, el rojinegro comenzó tempranamente a construir una victoria que, por trámite del partido, acaso debió ser más holgada.
Antes del minuto de juego, Burgos abrió para Rosas en la derecha y éste envió el centro al segundo palo para la solitaria aparición del goleador Mauro Sabatini. El “Topo” no perdonó y marcó el 1 a 0, con el que Sporting casi desde el vestuario, derrotaba a La Armonía.
El velezano sintió el sacudón y quedó golpeado, desorientado. El equipo de Guevara se vio claramente superado por su rival, quien, a partir de la ventaja parcial, ganó en confianza y seguridad. En el mediocampo Durand y Burgos fueron una garantía en la recuperación y distribución del juego. Arriba Rosas explotó su velocidad y Sabatini peleó absolutamente todas.
Pero la superioridad evidenciada en el juego y en la cantidad de situaciones de gol, no se veían reflejadas en la exigua ventaja parcial. El elenco puntaltense no lograba cristalizar en el marcador lo claro y eficiente que era en el juego.
La primera mitad se pintó de rojinegro. Todo fue a pedir del conjunto de Ortíz, quien dominó a su antojo, el trámite del partido.
Sobre los 16min. Walker la tuvo, en dos oportunidades, en una pelota detenida, pero la lucidez de Tieser, primero y la mala fortuna después, le negaron la posibilidad de ampliar cifras en el marcador.
En el arranque del complemento, La Armonía salió con otro semblante. Dispuesto a vender cara su derrota. A terminar su participación en este Torneo Clausura, al menos con una imagen positiva. Y contó con un par de oportunidades como para llegar a la igualdad. Más por amor propio que virtudes futbolísticas, La Armonía fue arrinconando peligrosamente, a su rival, sobre su propia valla.
Incentivado por el empuje inicial, Guevara se animó a más y metió mano en el banco de suplentes, pero tal como una manta corta, el local se fue al ataque y se descuidó atrás y el visitante, de contra, lo pudo liquidar. Mas allá que, por falta de definición, especialmente en la primera mitad, casi la termina pagando caro.
En una de las tantas contras que tuvo el rojinegro en la segunda parte, ya en tiempo de descuento. Un pelotazo largo para Rivarola, sobre la izquierda derivó en una buena habilitación, de cabeza, para la solitaria entrada, por el medio, del joven Matías Lenzina quien, en el mano a mano con el arquero, no dudó y la mandó a guardar. Era el 2 a 0 para Sporting que, aseguraba, ahora sí, la victoria en un partido en el que fue claramente superior a su rival, pero recién sobre el final lo pudo cristalizar.
El rojinegro, con esta victoria terminó segundo en el Clausura y cruzará, con ventaja, ante el séptimo del ordenamiento final, Puerto Comercial.

El Podio:
1 - Ignacio Burgos: Manejó los tiempos de Sporting en el partido. Fue, junto con Durand, el dueño del mediocampo. Le impuso cambio de ritmo y verticalidad. Colaboró en la recuperación y fue criterioso a la hora de la distribución del juego. Fue una usina de juego. Alto nivel técnico.
2 - Germán Durand: Fue de menor a mayor en el torneo y hoy es el clásico número 5 que supo brillar con la casaca de Villa Mitre. Se comió la mitad de la cancha. Parado en el círculo central, no dejó pasar una. Siempre le dio destino seguro al balón.
3 - Lucas Rivarola: El lateral izquierdo se cansó de pasar al ataque, con criterio y explosividad. Se mostró como salida clara por su sector. Llegó a pisar varias veces el área rival. Correcto en la marca también.

El Árbitro:
Maximiliano Sgammini: El partido no fue friccionado y eso facilitó la labor del árbitro. Acaso podría haber amonestado a un par de jugadores. Correcto en líneas generales.

MARIANO ANDRÉS FERRACUTI
FÚTBOL DE LIGA