.: FUTBOL DE LIGA :.

Sporting superó a Bella Vista por dos a cero en el estadio Enrique Mendizabal de Punta Alta y se metió en las semifinales del certamen Clausura. Walter Linares, en el primer tiempo, y Lucas Rivarola, en la etapa de complemento, anotaron los goles del triunfo rojinegro.

Comentario del partido:

Sporting bancó la parada y se metió entre los cuatro mejores

En el Enrique Mendizabal de Punta Alta, Sporting derrotó 2 a 0 a Bella Vista por uno de los cruces de 4tos de final de los playoffs. Walter Linares y Lucas Rivarola anotaron para que el sangre y luto pase a estar entre los mejores 4 del Torneo Clausura “Julio Romero”.

Si estos mismos equipos eran de los más atractivos para la última fecha de la etapa regular, ahora, con un cruce mano a mano, de eliminación directa a un solo partido… valla que lo era.
Gran tarde se vivió en el Mendizabal. Buen contorno de público, pero con la siempre y tan ausente visitantía, como gran parte en todo el torneo. En un principio que sí, en otro que no. Finalmente la gente de la Loma lo vivió desde la casa, expectante de lo que ocurriera durante los 90 minutos.
A diferencia del cruce anterior, acá era a un solo cotejo. A Bella Vista solamente le servía la victoria, si no lo lograba, jugaba el último encuentro del año. Mientras que Sporting mantenía la ventaja deportiva.
Tal como ocurrió en la última jornada de la fase regular, se vio a un Bella Vista controlador de los primeros minutos. Más participativo, atento, ordenado. Aumentó las pulsaciones de los rojinegros presentes.
A los 5 minutos de juego, Priore llegó hasta la última línea tras pase de Boquín en la zona del medio. Pelota al primer palo en el que Ianni anticipó a su marcador. Apenas un desvío alcanzó para que la defensa de Sporting preste atención y aparezca Pacheco para que la mande al córner, sacando la pelota en la línea de su propia valla.
En la jugada posterior, Belleggia mandó el córner, Linares rechazó a medias y Lezcano, desde el segundo palo, casi convierte. Fochesatto realizó, en el mismo sector y con el movimiento justo, al igual que su compañero, para sacarla al fondo de la última línea.
En ese mismo córner, Belleggia encontró a Romero que anticipó y cabeceó apenas desviado. Un gran sacudón recibió el local. En apenas un minuto y medio, Bella Vista creó 3 situaciones claras de gol, en ninguna la capitalizó.
Además de esas chances de concreción, el gallego estuvo mejor parado que el rival. Ianni, refrescó memoria y jugó más cercano a Boquín. Claro, una posición que conoció de chico y que por la tarde lo volvió a repetir. Sacomani siendo tractor en el medio. Priore con pinceladas de habilidad, Belleggia y siempre con su esfuerzo notable en el equipo, sea con quite o juego.
En tanto Sporting intentó más por la contra. Trató, de al no tener clara la pelota, de algún bochazo al vacío y aprovechar la velocidad de sus delanteros. También probó con transición sobre los costados con alguna asociación; insinuó, no le salió.
Sobre el promedio de la primera etapa, hubo dos polémicas que reaccionó de la mejor manera el juez principal, Ariel Banegas. No hubo mano de Gorocito cuando barrió y anticipó a Rosas, ni tampoco infracción de Lezcano a Sabatini en disputa de la pelota.
El visitante se fue apagando y por ende el juego también. Algo proporcional. Bella Vista marcó en gran parte los tiempos de los primeros 45 minutos. Sobre los 39 Belleggia remató, bien Torres en la contención.
Pero jamás hay que dar por muerto al último campeón. Con una jugada aislada, nacida, creada y ejecutada desde el sector derecho, López mandó el centro para que, en el contra y agarrando mal parado al rival, aparezca Linares con un gran frentazo y ponga el 1-0 a los casi 40 minutos de juego.
Desató el grito esperado por parte de toda la parcialidad de Sporting en el Enrique Mendizabal. Es cierto que insinuó y que nada le salió, pero a lo último demostró todo su poderío. Con toques certeros y de primera, logró imponerse en el marcador.
En la etapa complementaria, ante el golpe recibido, Marcos González metió cambio y Rodrigo la “pulga” González entró para darle mayor peso y concreción a los ataques. Por momentos lo logró, pero sólo por momentos.
Bella Vista no pudo sostener el ritmo conseguido en la primera etapa. Sporting infló el pecho, salió más agrandado, en el buen sentido de la palabra, e impuso su juego.
De hecho se notó en las primeras jugadas. Linares remató de media distancia. Fabio Menéndez, recién ingresado, recuperó una pelota en la zona del medio, descargó con López y éste abrió para Sabatini que entró por derecha y remató cruzado, pegando la pelota en el palo del arco de Luján.
El elenco visitante buscó, con alguna acción individual o error del rival. Belleggia por derecha se sacó un hombre de encima y encontró la cabeza de Boquín, enfrente contuvo Torre. Luego, ante una mala salida de Sporting, la “pulga” González abrió para Priore, el “boli” quiso sorprender al golero pero estuvo bien ubicado y se quedó con el esférico.
En el medio, hubo una jugada reclamada por todo los jugadores gallegos. Una mano de Walker que no existió ante la presión recibida por Romero en disputa de la pelota.
Después de algunas jugadas por un lado, llegaron del otro. Con un Bella Vista casi sin resto físico, dejó espacios en el fondo. Claro, la última jugada, una foto lo demostró. Romero y Lezcano buscando la pelota en el área rival.
Matías López quedó mano a mano tras una buena jugada por la derecha en que creó Linares y la siguió Javier Menéndez. Luján tapó bien en el primer palo. Luego, tuvo otra similar con el ingreso de Sabatini en una contra. También se hizo del balón.
A pesar del 1-0 a favor de los locales, se sintió el peso en el partido. Hubo piernas pesadas, falta de concentración, desesperación y ansiedad por querer buscar el resultado. Bella Vista estaba quedando afuera.
No sólo eso, sino que también tuvo la preocupación por el jugador Gorocito que ante la dividida con Sabatini, quedó tendido entre el campo de juego y el paredón de la tribuna. Sí, en desagüe sin protección alguna, el defensor cayó y sufrió un esguince en su mano derecha. A pesar de ello, el elemento gallego siguió jugando el complemento.
Y a los 40 minutos del segundo tiempo, Sporting liquidó el pleito. Gran jugada colectiva con Romero, Pacheco y Rivarola. Éste último entró para jugar de 5. Terminó la jugada como si fuese 10. Sí, el centro devenido a volante aumentó y decretó el resultado. Excelente en lo individual dejando en el suelo a Ianni y definiendo al primer palo, apenas descubierto por Luján.
Locura total en el Enrique Mendizabal ante el marcador y saber que su equipo iba a jugar otra semifinal de Liga del Sur. El actual campeón quiere sostener el reinado en éste 2018.
Mientras que Bella Vista jugó el último partido del año, a pesar de la buena campaña y conseguir un buen colchón de puntos, se fue un poco con las manos vacías pero con la tranquilidad de una buena camada de jugadores con gran futuro para el club.

El Podio:

1 – Ulises Fochesatto: El dueño de la defensa local. Ordenó, mostró presencia y experiencia. Opacó la labor de Boquín, uno de los mejores 9 del Torneo. Sacó todas las que tuvo y, además, demostró salida limpia.
2 – Mauro Sabatini: Que necesario es un 9 con gol, pero más si aporta en el juego. Presiona la salida de los centrales, aparece de sorpresa jugando en línea, si la pierde la pelea hasta el cansancio.
3 – Gabriel Ianni: Por lo hecho en la primera etapa, fue de lo mejor de Bella Vista. Apareció como opción de gol, recuperó pelotas cerca del arco rival, se movió en gran parte del frente de ataque. Luego jugó en el medio con Sacomani y nunca se relució el gran mediocampo rival.

El Árbitro:
Ariel Banegas: Regular. Falló en algunas infracciones que parecen menores, pero que en realidad merecían de amonestaciones. A pesar de ello, remedió cobrando bien las jugadas más polémicas.

Alex Lagos
Fútbol de Liga


 
 
. : : Fútbol de Liga : : .
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina